La creación del Retromundo

01.12.2017

Hace mucho tiempo, cuando los seres vivientes caminaban sobre nuestro mundo, se desató la Catastrófica Guerra, una guerra que cuyas consecuencias serían la creación de la Era Abismal, pero hay que agradecer esa guerra, no por nuestra existencia, si no porque la Era Abismal es más que una forma de pensar, es la llegada de los libros al mundo, la llegada de lo que la mente siempre anheló. Imaginen poder convertir un árbol en una pila de cenizas sin necesidad de utilizar las almas del Diablo.

Los seres vivos crearon muchos problemas, más de los que podían resolver, fue entonces, al borde de la ruina, cuando los Dioses decidieron mostrarse, pero solo unos pocos les respetaban, pues era una época de incredulidad. Los años pasaron y los seres vivos fueron decayendo lentamente, luego, cuando habían muy pocas ciudades, los Dioses decidieron esconderse del mundo para nunca volver.

Luego de muchos años, los Dioses acordaron volver a mostrarse a los seres vivos, pues estos estaban al borde de la extinción, pero en lugar de alabar a los Dioses y aradecerles, decidieron matarlos para así robarles sus poderes, fue entonces cuando hubo disputa entre los Dioses, pues no todos los seres vivos eran agradecidos, y no todos los Dioses eran misericordiosos. Fue así como en aquél momento se dividieron en cuatro cláses: los que mataban por respeto, Mortem; los que mataban a quienes asesinaban por respeto, Vitae, estos también mataban a seres vivos a pesar de que los "protegían", para ellos si era necesario matar un inocente para poder acabar con alguien de Mortem, lo hace; los que no estaban en ningún bando con ningún propósito, Fortuna; y quienes protegían a los seres vivos, los Custos.

La Catastrófica Guerra se pudo dar gracias a la existencia de una casa, La Casa Trei Morale. En dicha casa habitaban tres grandes y muy poderosos Dioses: La Diosa Pământ, Diosa de la Tierra; El Dios Picătură, Dios del Agua; y El Dios Inițiere, Dios de la Creación y nuestra piedra sagrada, el Metal. Cada uno de ellos salió del metal, se sumergieron en las piedras de la vida, pero solo Inițiere nació de él, este Dios es de metal puro.

Los tres vivían pacíficamente cuando los Dioses comenzaron a mostrarse por segunda vez, pero cuando comenzaron las guerras, los tres se separaron. La Diosa de la Tierra se hizo una Vitae, El Dios del Agua se hizo Mortem, y El Dios del Metal era un Fortuna. Todos comenzaron a mostrar sus diferencias, pero el Dios de la Creación no comprendía el sentido de matar, por eso no estaba en ningún bando, sin embargo Él reunió a todos los Dioses Fortuna y re-nombró el significado de ellos, ya no serían Dioses sin intervención, ahora serían los Dioses que protegerían a los seres vivos.

Así, Los Dioses de Cobre, Plata y Oro serían aquellos que traerían los libros a nuestro mundo: la fantasía, la aventura, la ficción,el terror, el romance. La Magia.