Yin

03.01.2018

Siempre me he preguntado...¿Por qué existo? ¿Cuál es mi razón? Solo creo sufrimiento y maldad, desesperación...agonía, destrucción, si yo no existiera talvez, solo talvez la paz prosperaría en el mundo, repito, talvez....

Si son presipitados creerán que soy el Diablo, pero....no, no hay un pero....

A veces quisiera dejar de existir, que mi consepto desapareciera, pero no puedo, solo hay una forma de que mi presencia desaparesca, sin embargo ¿Qué gano con ello? Todo en el universo desaparecería junto conmigo.

Muchos me dan tributo y eso hace que almenos yo pueda dar alegría a una pequeña parte de la existencia, pero esa alegría no es normal, es una alegría trastornada de odio, rencor y sed, sed de sufrimiento. Las únicas personas a las que alegro son aquellos cercanos a la desgracia enferma. Irónico.

Quisiera aprender a ser feliz. Creí ser feliz cuando concebí un hijo, pero ¿Quién quiere al hijo de la Muerte? Esa fue la única razón para que desterraran a mi hijo.

Lo siento a todos aquellos que no quieren dejar de existir, pero es injusto que yo sufra y me resigne a mi mismo solo por la felicidad de los demás, ¿Qué hay de mi felicidad? Todo esto es injusto.

He estado tolerando múltiples maltratos, pero no todo fue así, en el inicio todo fue bello, las criaturas eran creadas y cuando perecían se alegraban porque ascendían su nivel, porque se inmortalizaban. Pero eso ya no es así, ahora la gente solo piensa en progresar, progresar, progresa, y progresar y progresar aún más. Ellos nunca están satisfecho, nunca han tenido un fondo, siempre tendrán un vacío.

¿Quién quiere al hijo de la Muerte? Es algo más que obvio y menos que un enigma. Los no muertos y aquellos que repudian la existencia pero son inocentes del conocimiento.

Estoy encariñado con todos y cada uno de los seres...perdón, estaba.

Todo esto me está dañanado. No puedo seguir así. Nada puede seguir así.

Muy probablemente a nadie le guste, pero tendrá que ocurrir.

Tendrán  que decirle adiós a la vida.